Qué hacer si tu perro sufre un golpe de calor y de qué manera identificar los síntomas

Es una de las causas principales de muerte en animales en los meses más calurosos del año y conocer los síntomas de un golpe de calor puede asistir a salvarle la vida

El verano es homónimo de calor extremo, chiringuito y vacaciones para millones de personas… y de animales.

Son legión los que deciden llevarse a su mascota a gozar de los días más aguardados del año, si bien otros deben conformarse con gozar de la piscina más próxima y alguna fuente que otra para refrescarse del calor.

Tanto si tu perro pertenece al primer grupo como al segundo, hay algo esencial que debes saber: el mayor riesgo del verano para él son los golpes de calor.

Se trata del incremento de la temperatura del cuerpo de forma extrema por encontrarse en lugares a temperaturas altísimas, por exponerse de forma prolongada al sol o bien por otros motivos como practicar deporte en las horas más calurosas del día.

El golpe de calor afecta tanto a las personas como a los animales, pero desde la Policía Nacional nos han dado algunos trucos que nos pueden ayudar a identificar los golpes de calor y, por tanto, a cuidar a nuestra mascota. Y es fundamental proseguirlos, ya que, en caso contrario, pueden llevar incluso a la muerte del animal.

Síntomas de los golpes de calor

Estos son algunos de los síntomas para identificar un golpe de calor: una respiración agitada, detenerse en medio de la calle y no estimar caminar, una sudoración excesiva, sostener la cabeza gacha y las almohadillas húmedas, abulia y/o convulsiones.

No todos y cada uno de los perros presentan todos y cada uno de los síntomas, pero pueden manifestar uno o múltiples de ellos.

Es esencial no sacar a tu mascota en los instantes más calurosos del día en verano

¿Qué hacer caso de que advirtamos alguno de estos síntomas en nuestra mascota?

Lo primero es llevarle a un sitio fresco y a la sombra; después, hay que tratar de bajarle la temperatura por medio de toallitas húmedas, si bien podamos pensar lo contrario, nunca hay que sumergirle en agua fría, y asiste de forma rápida a un veterinario para que te ayude.

Un golpe de calor se puede presentar en cualquier momento, pero sobre todo en las horas centrales del día, que es cuando la temperatura marca sus cifras más altas.

Por eso, durante el verano es importante no sacar a pasear a tu mascota en los momentos más calurosos: te lo agradecerá.

De Jaén, y residente en Madrid, veo que España se está poniendo "las pilas" para adecuar sus espacios aptos para perros. Aún FALTA MUCHO por mejorar, pero intentaré ayudar con esta web para que podáis disfrutar de vuestro amigo como lo hago yo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí